CINE CELARG 3

"Sala de Arte y Ensayo más destacada"

Premio Municipal de Difusión Cinematográfica 2013

 

Creada Asociación de Amigos de la Sala CineCelarg3. Apoyarán la promoción de cultura cinematográfica

 

La sala CineCelarg3 ahora cuenta con Twitter


A través de @celarg3cine se puede seguir la programación y acceder a la importante información del mundo del cine artístico y cultural.


CineCelarg3 presenta los "Sábados Selectos"

Con el propósito de profundizar su misión difusora de la cultura cinematográfica, el CineCelarg3 ha creado  un  espacio denominado Sábados Selectos donde se exhibirán películas de interés artístico y cultural, completamente gratis. “En algunas ocasiones habrá foros y en otras  tertulias, pero siempre veremos films de entretenimiento con valores  estéticos y trasfondos conceptuales trascendentes”, expresó Livio Quiroz quien dirige la sala  CineCelarg3, ubicada en la Fundación Celarg. 

 

Sábado 19 de mayo de 2018, "2:00 p.m." Entrada libre

 

Niagara. USA 1953, 89 min.   

Dirección: Henry Hathaway. Guión: Charles Brackett, Walter Reisch, Richard L. Breen. Música: Sol Kaplan. Fotografía: Joseph MacDonald. Reparto: Marilyn Monroe, Joseph Cotten, Jean Peters, Denis O'Dea, Max Showalter, Lurene Tuttle, entre otros. Productora: 20th Century Fox.

George Loomis (Joseph Cotten) y su esposa Rose (Marilyn Monroe), se van de vacaciones a las cataratas del Niágara. Las fuertes crisis emocionales que padece George, afectan hondamente a su joven y bella esposa, y esto la predispone a aceptar los galanteos de un apuesto joven que conoce durante un paseo... Una gran tragedia comenzará a tomar forma de aquí en adelante.

Marilyn contra Marilyn

Por Luis Martínez:

Cuentan que cuando el brillante, neurótico y homosexual reprimido (la descripción es de Donald Spoto) Joshua Logan recibió el encargo de dirigir a Marilyn Monroe en 'Bus Stop', lo único que salió de su boca fue un sonoro «¡Pero si no sabe actuar!». El director no hacía sino verbalizar lo que todo el mundo daba por hecho. Incluida la propia Marilyn, siempre acosada por sus inseguridades, sus miedos y, lo peor de todo, sus psicoanalistas. Y sin embargo, cuando la voz grave de terciopelo de Cherie, a la que encarna en la película, emerge insegura por encima de los ruidosos modales de los borrachos tabernarios, no queda otra que rendirse a la evidencia; la limpia presencia de una actriz a la altura exacta de su mitología. Y ya es.
Monroe canta 'That Old Black Magic' y lo tiene que hacer mal porque así lo dice el guion. Así lo dicta una historia que coloca a su personaje en un sitio altamente inestable; un personaje, también aspirante a artista, enfermo de unas pretensiones que jamás podrá alcanzar. Y nada más complicado que retratar con perfección el dolor quebradizo de lo imperfecto. De golpe, las esperanzas de Cherie se quiebran ante la contundencia de todo lo real. Y detrás, Marilyn; Marilyn ofrecida a la audiencia con toda su hiriente fragilidad. De repente, su trabajo se antoja herida. Y, claro, duele. Sólo lo que hace daño importa.
Por primera vez, y de forma mucho más evidente que en la convulsa 'Niágara', su primer papel de importancia, el mundo descubría que MM era una mucho más que una simple actriz. «Por fin disipa, de una vez por todas, la idea de que no es más que una personalidad fascinante», escribió la prensa del momento. El propio Lee Strasberg, fundador de la mítica mística del Actors Studio, dejó dicho que, después de trabajar con cientos de actores y actrices, sólo había dos que destacaban por encima de los demás: «Marlon Brando y Marilyn Monroe».
Y pese a todo, pese a los halagos de los críticos o la incontestable evidencia de la pantalla, de ella queda simplemente, por encima de cualquier consideración, el irresistible y hasta cómico encanto de su torpeza. La crónica de sus equivocaciones es larga. Tras 'Con faldas y a lo loco', Billy Wilder la calificó de «imposible... no sólo difícil». Y añadía: «El producto final valió la pena... pero en ese momento no estábamos seguros de que fuera a existir un producto final».
Su compañero Jack Lemmon recordaba cómo, para desesperación de todos, Marilyn mandaba callar al director en el momento de dar las instrucciones bajo una excusa difícilmente más brillante: «Calla u olvidaré lo que me has dicho». Y Tony Curtis, directamente, hizo famoso aquello de que besarla era como hacerlo con Hitler. ¿Volvería a trabajar con ella?, le preguntó un periodista al director de 'La tentación vive arriba'. «He hablado de esa posibilidad con mi médico y mi psiquiatra, y ellos dicen que soy demasiado viejo y rico para pasar otra vez por eso».
Dos años antes del trabajo con Wilder, en 1956, viajó a Londres para rodar de la mano de Lawrence Olivier 'El príncipe y la corista'. La larga serie de despropósitos que guiaron un rodaje cerca de la pesadilla (la escena más sencilla tenía que ser repetida hasta las lágrimas, lo que exigía una nueva sesión de maquillaje) quedó de sobra reflejada en 'Mi semana con Marilyn', que protagonizó en 2011 Michelle Williams. Y de nuevo Wilder: «En vez de al Actors Studio tendría que haber ido a una escuela de ingeniería para aprender algo de llegar a tiempo a los sitios».
Por aquel entonces, Marilyn vivía literalmente sepultada por la inestabilidad de su propio mito. Tras reemplazar a Natasha Lytess por Paula Strasberg como mentora y guía, su relación con Arthur Miller literalmente ardía. Y no sólo en las portadas de las revistas. Ya hacía tiempo que vivía enganchada a una montaña rusa de sedantes, excitantes y viceversa. Y en medio, una actriz. Enorme y siempre puesta en duda. «Cualquiera puede recordar un diálogo, pero es necesario ser un auténtico genio para salir al plató sin saber el diálogo y hacer la interpretación que ella hizo!». Otra vez Wilder, pero rendido a la evidencia.
Pasara lo que pasara, pasó la vida entera peleando contra precisamente lo que la hizo ser lo que fue. Sus trabajos 'mínimos' al lado de directores ‘máximos’ como John Huston ('La jungla de asfalto'), Joseph L. Mankiewicz ('Eva al desnudo'), Howard Hawks ('Me siento rejuvenecer') o Fritz Lang ('Class By Night') la habían convertido en el secreto peor guardado de Hollywood. Ella era la actriz a descubrir, a amar. Cuando aparecieron las fotos del calendario en las que posó desnuda en 1949, el huracán Marilyn ya era imparable.
Y lo era incluso antes de que se anunciara su matrimonio con la estrella del béisbol Joe DiMaggio o que convirtiera cada comparecencia ante la prensa en un espectáculo de ingenio. «¿Es verdad que no llevaba nada encima ('on', en inglés) cuando posó?». «I had the radio on [la radio encendida ['on'] es lo que llevaba]», fue su contestación justo antes de anunciar que dormía solamente con, en efecto, Chanel Nº 5. Y otra: «Qué frase pondrá en su lápida?». Respuesta: «Marilyn Monroe, rubia... 94-58-92»
El 12 de marzo de 1956 abandonaba el nombre de pila de Norma Jeane Mortensen, convencida de que el de Marilyn Monroe era con el que se había reconstruido pieza a pieza. Antes, en enero de 1955, la rubia de 'Los caballeros las prefieren rubias' había creado su propia compañía (Marilyn Monroe Productions Inc.) para huir de sí misma y de su imagen, para convencerse, a ella y a los demás, de que era o podía ser actriz. Para, en definitiva, elegir mejores papeles y descubrir y descubrirse que era actriz antes incluso que mito.
Probablemente no lo consiguió y toda su vida quedó definitivamente condenada en el diálogo de una de sus primeras películas junto a los hermanos Marx, 'Amor en conserva'. Entra Marilyn en una agencia de detectives y dice: «Me persiguen los hombres». «¿No me diga?», contesta puro en mano Groucho y, tras examinar a su posible cliente, contesta: «Me cuesta entender por qué». Y en la mirada, entre la admiración y algo peor, se escapa quizá una vida entera.
Cuando Arthur Miller, como guionista y marido, en compañía de un ludópata-borracho-genial como John Huston, le preparó el papel de Roslyn Taber en 'Vidas rebeldes', el destino de MM quedaba donde quedan los destinos cuando se sellan. Roslyn no es otra cosa que un retrato cruel, desangrado y feroz de la propia Marilyn; construido con todo el odio del que el rencor de una pareja en proceso de canibalismo es capaz. Y es mucho. En mitad del desierto de Nevada, tres individuos (Clark Gable, Montgomery Clift y ella) se debaten contra las grietas y heridas de una vida, definitivamente, inútil. Inútil y cruel. «Nada vive a menos que algo muera», se oye en la cinta escrita en la misma alcoba de la protagonista. Y de nuevo, la interpretación de Monroe es excepcional. Muy por encima de cada línea de un guion petulante y enfermo de importancia.
En 13 años, Marilyn firmó apenas 29 películas con una docena de papeles importantes. Y ni una de las cintas estuvo a la altura excepcional de la actriz que fue. Aunque sí, quizá, del mito. Escribe Donald Spoto en la biografía de la actriz que, en una ocasión, Henry Hathaway, con el que había rodado 'Niágara', se encontró con ella tras concluir 'Vidas rebeldes'. «Durante toda mi vida», le dijo llorando, «he hecho el papel de Marilyn Monroe. He intentado hacer lo mejor, y descubro que lo que estoy haciendo es una imitación de mí misma. ¡Deseo tanto hacer algo distinto!».
Si uno pasea por el diminuto, y acosado por los rascacielos, cementerio de Westwood en Los Ángeles no es difícil localizar el nicho de Marilyn. A media altura, alineado entre nombres anónimos, destaca una lápida cubierta de besos. Literalmente. El rito, turístico y mitómano, consiste en dejar el carmín de los labios sobre la piedra. De repente, la imagen ridícula y perfecta de la condena de ser Marilyn más allá de Marilyn.
FILMOGRAFÍA. 1947. 'Dangerous Years'. 1948. 'Las chicas del coro'. 1949. 'Amor en conserva'. 1950. 'A Ticket to Tomahawk', 'La Jungla de asfalto', 'Ruedas de fuego', 'Eva al desnudo', 'Right Cross'. 1951. 'Historias de una ciudad', 'El Gran Impostor', 'Memorias de un Don Juan', 'Mi mujer se casa'. 1952. 'Encuentros en la noche', 'No estamos casados', 'Niebla en el alma', 'Me siento rejuvenecer', 'Cuatro páginas de la vida'. 1953. 'Niágara', 'Los Caballeros las prefieren rubias', 'Cómo casarse con un millonario'. 1954. 'Río sin retorno', 'Luces de candilejas'. 1955. 'La Tentación vive arriba'. 1956. 'Bus Stop'. 1957. 'El Príncipe y la corista'. 1959. 'Con faldas y a lo loco'. 1960. 'El Multimillonario'. 1961. 'Vidas rebeldes'. 1962. 'Something's Got to Give' (inconclusa).

 

Hasta el 21 de mayo 2018
Mes de muestra del Cine Iraní
se presentará en CineCelarg3

 

  • Treinta películas destacadas de la producción fílmica de Irán podrán ser apreciadas de modo gratuito durante un mes, a las 4:00 p.m., en la sala ubicada en Altamira

 

La Sala CineCelarg3 conjuntamente con la embajada de Irán en Venezuela presentará una muestra del cine iraní, a partir del viernes 20 de abril, en funciones de las 4:00 p.m., con entrada libre.
Así lo expresó Hossein Mirzaei, consejero cultural de la Embajada de Irán en Venezuela, acompañado por el profesor Livio Quiroz, coordinador de la Sala CineCelarg.
El mes de muestra del Cine Iraní en Caracas presentará treinta películas. Se trata de una selección que aborda diversas épocas de la cinematografía de ese país, subtituladas o con doblaje.
“Queremos presentar la cultura y la civilización de Irán al pueblo de Venezuela a través del cine y mostrar el desarrollo que ha tenido la cinematografía de Irán a partir de la Revolución  Islámica”, comentó Hossein Mirzaei, quien destaca que las producciones de su país han tenido participación relevante en festivales internacionales y han sido premiadas. También cuentan con una industria desarrollada. Los directores iraníes tiene una presencia como integrantes de jurados en los certámenes del más alto nivel.
Es destacable el rol de la mujer en la industria cinematográfica iraní: “Actualmente casi mil mujeres participan como actrices, personal técnico y profesional, directoras en cine y en series que se transmiten en la televisión”, recalcó Mirzaei.
Al respecto, Clara Janeth Santos, profesora de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Colombia), en su artículo “El cine iraní y su raigambre sociocultural”, comenta lo siguiente: “Durante la Revolución islámica, las mujeres participaron como líderes de partidos políticos y se pretendió abrir un nuevo escenario de trabajo que dignificara su imagen tras una época considerada sórdida. Así empezaron a aparecer mujeres que trabajaron como guionistas, como productoras, como montadoras, como asistentes de dirección, como diseñadoras del vestuario o diseñadoras artísticas, y a su vez, afloraron directoras. En la actividad cinematográfica actual, se reconocen cerca de una veintena de mujeres directoras que brindan enfoques cinemaográficos diferentes sobre la sociedad iraní (...)”. Se puede consultar Santos, C.J. (2012) Cine iraní; España: Ícono 14 editorial, p. 59.
Finalmente, Hossein Mirzaei adelanta que el ciclo comprenderá algunos títulos tales como como El guardaespalda, El reino del Profeta Salomón, Café Tránzito, Café Expreso, Línea especial, Soledad, Una cuna para una madre, El solitario, La ruta de la seda, Santa María, Siempre madre, Aurora, Operación capital, Sueño de la tierra, entre otras. Se abordan temas históricos, religiosos, ficción, aspectos políticos, artes, infancia y juventud, y el diálogo entre culturas.

 

Programación a las 4:OO p.m., ENTRADA LIBRE

 

Jueves 17 / 4:00 p.m.

La Torre loca: Cuando la torre se queda sola y no hay pieza alguna para ayudarla. Cuando ya ha perdido toda la esperanza para la victoria y está cansada, elige la última solución: se destruye a sí misma para que el juego termine en empate hasta que, por fin, recibe el tiro de gracia. En ajedrez llaman a esta situación la Torre Suicida. Tiene otro nombre que el protagonista de esta película asume plenamente: La Torre Loca.

Viernes 18 / 4:00 p.m.

Mezar Shariq: Film de espionaje  policial y periodistíco a partir de un pasado bélico en algunos de los personajes, cuyas vidas en el presente se muestran afectadas por aquellas acciones.

Sábado 19 / 4:00 p.m.

La Huesped no invitada: Historia de amor y celos protagonizada por personajes otoñales, triangulando los afectos con jóvenes mujeres que “asesoran” al hombre.

Lunes 21 / 6:00 p.m.

Irán es genial: Cristian, Audrey y sus dos hijos Emilia y Lucas tenían planeado un viaje a La India. El plan consistía en cruzar por territorio persa, pero hubo imprevistos y no tuvieron más remedio que esperar durante un tiempo en Irán. Así que decidieron viajar y descubrir el país, durante su estancia vieron que la imagen de Irán no coincidía con la reflejada por los medios de comunicación del Occidente. Quedaron impresionados por la hospitalidad de la gente, y por eso empezaron una campaña llamada “Iran is great” para mostrar al mundo la verdadera imagen de este país.

 

Programación especial CineCelarg3

 

     Mayo, 2018

Películas  del  Oscar

 

Desde el 10 de mayo 2018 - 6:00 p.m. 

The Square. Suecia 2017, 140 min.

Dirección: Ruben Östlund. Guión: Ruben Östlund. Fotografía: Fredrik Wenzel. Reparto: Claes Ban, Elisabeth Moss, Dominic West, Terry Notary, Christopher Læssø, Marina Schiptjenko, Elijandro Edouard. Productora: Plattform Produktion / arte France Cinéma / Coproduction Office. Premios: Oscar nominada a mejor película extranjera. Festival de Cannes: Palma de Oro (Mejor película). Globos de Oro: Nominada a Mejor película de habla no inglesa. Premios del Cine Europeo: 6 premios incluido mejor película y director. National Board of Review (NBR): Mejores películas extranjeras del año. Critics Choice Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa. Satellite Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa. British Independent Film Awards (BIFA): Nominada  a Mejor Película. Asociación de Críticos de Chicago: Mejor Película extranjera. Premios Goya: Mejor Película europea. Premios César: Nominada a Mejor Película extranjera. Premios David di Donatello: Mejor Film de la Unión Europea. Premios Guldbagge (Suecia): Mejor Director y Mejor Fotografía.

Christian, mánager de un museo de arte contemporáneo, se encarga de una exhibición titulada "The Square" en la que hay una instalación que fomenta valores humanos y altruistas. Cuando contrata a una agencia de relaciones públicas para difundir el evento, la publicidad produce malestar en el público, porque desnaturaliza el propósito original.

 

 

 

  IMPORTANTE

  • Mantener su teléfono en silencio o vibrador y no manipularlo durante la proyección para evitar luces molestas.
  • No ingerir bebidas, comidas y/o golosinas dentro de la sala.
  • Mantener silencio respetuoso durante la proyección.

 

 

Entrada general Bs. 50.000. Estudiantes, tercera edad y "lunes popular" Bs. 25.000.

Programación sujeta a cambios.