Nelly Prigorian propone lectura vinculada de la obra de F. Dostoievsky y S. Lupasco

La investigadora de la Fundación Celarg en su libro “Tercero incluido en la dialógica de Dostoievsky”, invita a aproximarse a las ideas del escritor ruso a través de la dinámica de lo contradictorio del filósofo francés de origen rumano

Está disponible paraconsulta universal en la página www.celarg.org.vela obra de la investigadora Nelly Prigorian “Tercero incluido en la dialógica de Dostoievsky. Una aproximación a las ideas de Fiodr Dostoievsky a través de la dinámica de lo contradictorio de Stéphane Lupasco”.

Se trata de una reflexión en la cual la autora aborda los principios humanísticos de Fiodr Dostoievsky que fueron referentes de moralidad tanto para la Rusia del momento como para la contemporaneidad con sentido universal. Estas dimensiones del pensamiento de Dostoievsky son abordadas por Lupasco, pensador francés de origen rumano. El documento está disponible específicamente en: https://url2.cl/XaHPi

Comenta Prigorian que desde la narrativa de ficción surgió inesperadamente una denuncia contra el idealismo y el positivismo predominantes en la Europa, tendencia dentro de las cuales el ser humano es una pieza del engranaje de los procesos sociales. Dostoievsky irrumpe con su obra como “una de las pocas voces disonantes en el coro de su tiempo desafiando y encarando los límites del cientificismo racionalista que terminaron deshumanizando al hombre, reduciéndolo a una unidad biológica productiva y reproductiva, generalizándolo y universalizándolo; es decir, despersonalizándolo, para encajarlo dentro de las entelequias de pretensiones salvadoras del mundo y del hombre mismo. Al hombre le fueron arrebatados la libertad y el Dios, la pasión y el misterio, el mal y el bien, la moral y la voluntad”, destaca la autora.

Y añade: “Sin pretender el estatus de filósofo, sin proponerse fundar una nueva ciencia, Dostoievsky trasciende y excede con su obra poética los ámbitos naturales de un escritor, porque la cuestión que trataba es la cuestión filosófica de todos los tiempos: el hombre y el sentido de la vida, el principio y la finalidad de la existencia humana”.

Dostoievsky es representante ilustre del pueblo ruso. La diferencia frente a otros autores consiste en que el autor de Los demonios (1871) iba y venía de un extremo al otro, del fin al límite, del límite al fin, precipitándose siempre hacia las cosas últimas. En consecuencia, sus propias creaciones traspasan los fines meramente artísticos, barren los límites de espacio y tiempo, deviniendo en revelación del ser humano, con todas sus contradicciones y luchas éticas y morales ante su propio “yo”, que vienen a ser la cuestión máxima del pensamiento universal. Pero hay algo más en su escritura: plasma ese propio “yo” en relación con el otro y en situaciones límite, explorando de esta manera los movimientos del espíritu humano en sus facetas más oscuras, más turbias y a la vez, más luminosas y radiantes. Todos son nihilistas de carácter apocalíptico, aunque incapaces de encarnar una significativa apuesta por el cambio, según el planteamiento de Dostoievsky.

Explica Prigorian que por eso los personajes como Raskolnikov, Karamazov y Stavroguin repugnan y atraen, espantan y maravillan a la vez, “pero también nos cuestionan y nos interrogan sobre nosotros mismos”. Y es así porque «lo que intenta el artista en definitiva, lo que se espera de él es el despertar de la afectividad», como había resaltado el filósofo rumano Stéphane Lupasco en su obra “Nuevos aspectos del arte y de la ciencia”. Las ideas que traza Lupasco a través de nociones como “energía”, “tercera materia”,“acontecimiento”, “homogénesis”, “heterogénesis”,“afectividad”, pero sobre todo “el tercero incluido”, pueden permitir unas aproximaciones a los planteamientos de Dostoievsky desde una perspectiva distinta y transdisciplinaria.

En otras palabras, lo que se propone en la obra es leer a Dostoievsky a través de Lupasco y a Lupasco a través de Dostoievsky. Este abordaje comenzaría por ciertas definiciones y aclaratorias sobre los conceptos de la teoría del tercero incluido y el principio del antagonismo contradictorio, para después, a través de estas comprensiones, aproximarse a las nociones de Dostoievsky sobre la dualidad de la naturaleza humana, su alma y sus horizontes, con el enfoque sobre el desafío que lanzaron estos dos autores –uno consciente y otro inconscientemente– a la lógica aristotélica y ala hegeliana, cada uno desde su perspectiva, esto es, desde la mecánica cuántica y desde la novela polifónica.

Otrosdocumentos disponibles

Pueden aprovecharse diversos aportes de la Fundación Celarg en el campo de la filosofía y literatura latinoamericana que están a disposición del público en la página Web www.celarg.org.ve donde puede accederse a:

  • Carosio, Alba (coord.) y otros. (2014). Feminismos para un cambio civilizatorio. Caracas. Clacso, CEM-UCV, Fundación Celarg. Disponible en: https://url2.cl/n3Tvi
  • Mulino, Alexandra (2019). Coloquios con mis fantasmas (A propósito del intercambio epistolar entre Pedro Emilio Coll y Miguel de Unamuno). Caracas: Fundación Celarg. Disponible en: https://url2.cl/pyhHy
  • Suárez, Mariana L. (2017) Emancipadas. Feminismo e hispanismo frente a la Guerra de Independencia suramericana (Olga Briceño, Amalia Puga y Graciela Sotomayor). Caracas: Fundación Celarg. Disponible en https://url2.cl/EpXVZ
  • Bruzual, Alejandro (2019). Las transformaciones de Doña Bárbara. Disertación del investigador a propósito de los 90 años de la primera edición de la novela de Rómulo Gallegos. Disponible en: https://url2.cl/e5ma5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *